jueves, 31 de enero de 2008

TRES DE CUATRO



9ºm-3ªe

Todavía quedan restos de verano...todavía huele a calor. Pero el paisaje no deja de estar amarillento. Los árboles parecen secos, las montañas han cambiado su color verde puro con otro con pizca de marrón.

Cuando sopla el viento, unos ligeros crujidos se apelotonan en las calles. Las hojas secan van y vienen a son de la brisa.

El cielo está despejado a primera hora de la mañana, no hace frío, pero sí bastante aire.

A medida que pasa el día, la calidez del paisaje se extiende en todo el horizonte, y sin apenas darme cuenta, luces y sombras me obligan a quitarme las gafas de sol. Busco de dónde provienen las falta de sol, y veo a lo lejos una batalla de nubes frondosas llegar rápidamente a la zona de combate.

Camino rápidamente para llegar a un refugio, pero ya empieza a chispear. Sin darme apenas cuenta, todo ha oscurecido, me encuentro debajo de una cornisa, andando sin parar, protegiéndome de lo que se avecina.

De pronto, un estruendo ensordecedor, sigue a un haz de luz que ilumina todo a mi alrededor. Miro hacia el cielo...está gris marengo, con notas acuareladas de su gama. No puedo mantener la mirada hacia arriba, las gotas se meten en mis ojos.

Camino rápido y por fin llego a casa. Desde mi ventana se ve todo tan hermoso. En casa se siente tan acogedora la lluvia...me abrigo...ya parece el preludio de un húmedo invierno.

A las horas ha dejado de llover...vuelve a querer salir el sol, en las pocas horas que le quedan, pero alumbra lo suficiente, para poder admirar el paisaje.

Limpio, claro, más verde parece.

Huelo, la tierra húmeda es un perfume para embriagarte de Naturaleza.

martes, 29 de enero de 2008

DOS DE CUATRO



6ºm.2ªe
La tarde va cayendo, interminable, tras unas cuantas horas de calor intenso que logras saciar con algo de agua.
Los últimos rayos de luz se esconden tras la Sierra Calderona, dibujando en el cielo una paleta de malvas, naranjas y amarillos, sobre el azul degradado.
La ventana lleva abierta un rato, creando tras las cortinas un baile cálido, cuya brisa escapa tras los vaivenes. Estoy tumbada en la cama, respirando aliviada el aire cuya temperatura va bajando lentamente, cuando me doy cuenta que ahora es el momento de salir a caminar.
La calle está espléndida, pasado el calor del día, la noche se presenta perfecta, la gente aprovecha para salir…y disfrutar de ella. Mientras voy subiendo la avenida, algún que otro grillo no deja de cantar, anunciando un mañana caluroso de nuevo. Y mientras el compás de su canto guía mis pasos hacia no sé dónde, respiro hondo, de la tranquilidad que da poder pasear a esas horas…sin miedo a nada.
Aprovecho cada segundo la brisa de la que nos premia el día pasado, e intento guardarlo en mis poros para cuando el sol caliente con toda su fuerza.
Al girar la siguiente esquina, miro hacia el horizonte negro, oscuro, cuyo único dibujo es el que la luna deja entrever de la sierra. Un soplo de aire fresco hace que la piel se estremezca levemente, agarro mi chaquetilla, y la coloco sobre mis hombros.
Camino rápido porque llego tarde a mi cita, me esperan para cenar, en una terracita, cerca de aquí. Cuando llego todo está desbordante de alegría. Es lo que tiene el verano, que nos hace enloquecer.

viernes, 25 de enero de 2008

UNA DE CUATRO


3ºm-1ªe

Aparto las cortinas que tamizan la luz del día, y me dejo deslumbrar por toda esa luminosidad. Poco a poco mi ojo va enfocando el paisaje, hasta que puedo distinguir claramente frente a mi la sierra verde con algunas ligeras notas del color rosado de la flor del almendro. El cielo se expande en la parte superior de mi panorámica, cual tarro de témpera arrojado.
Al girar levemente mi cabeza para intentar acaparar más libertad, un rayo de sol me ciega, y me deja apreciar su silueta, recta, directa hacia mi pupila, difuminándose cuando se aleja y dibujando dos óvalos antes de su entrada en mi.
Pienso...necesito aire...busco algo cómodo para salir, me pongo mis zapatillas, agarro una sudadera por si el día refresca de pronto, a ver....las llaves, vale!...y salgo por la puerta de casa empezando ya en el patio a intentar colmar mis pulmones de esa necesidad de aire tibio de primavera.
Sólo al andar por el patio, ya se va despejando la mente, ya sale de la burbuja acojedora del hogar. Al abrir la puerta, busco con mi mirada la luz, el sol, y me dirijo hacia ella.
Siento esa calidez en mi cuerpo, que me arropa como una madre a su cachorro...y respiro hondo...abro los ojos y parece que puedo ver más allá de los colores, más allá de los olores...
Camino, el aire cálido de la mañana reseca mis ojos, respiro, olor a flores, a savia, a tierra fértil, escucho, el silvido entonado de los pájaros que revolotean en el aire haciendo piruetas es pareja.
Dirijo mis pasos a tu encuentro, quiero que me envuelvas en tu manto, necesito el confortable calor de tu respiración.
Cuánto anhelaba tu presencia: Primavera.

lunes, 21 de enero de 2008

A-M-I-G-O

Qué difícil es ser lo que los demás esperan que seas!

Con el tiempo, cada vez me cuesta más aceptar que la verdadera amistad es un reto complicado de obtener. Si me pongo a analizar mi vida, siempre he estado rodeada de gente, siempre me he llevado bien con ellos, he tenido mis peleas, mis abrazos, incluso me he dejado de hablar para siempre con algunos, lo típico, carácter fuerte se junta con carácter fuerte y nacen heridas que ciertos rencores no curan jamás.

Cuando eres pequeña, los amigos van y vienen, pero siempre actúas sin premeditación, te dejas llevar por tu ignorancia, y nunca llegas a analizar el porqué de esa pelea, aunque si recuerdas siempre aquel abrazo, aquella compañía en aquel mal momento.

Una vez vas creciendo, la adolescencia te somete a una vida llena de emociones, en la que muchas veces, crees que cambiar una cosa por otra es lo que más conviene en ese momento...
Quizás ser egoista a veces es el defecto que algunos tenemos, aunque en el fondo tú sabes que siempre vas a estar al lado de esa persona, para lo que necesites...el otro no siempre lo acepta, ni lo entiende.

Recuerdo que hace años, perdí una buena amiga porque ella se sentía mejor con los de su edad, ella me ofreció irme con ella al otro grupo...yo fui incapaz de dejar a mis amigas de siempre.
Pocos años después, fueron mis amigas de siempre las que me dejaron a mi...sola...nunca llegué a entenderlo del todo...supongo que hubo más por detrás que por delante.

De esta forma perdí en mi adolescencia todo aquello que me importaba más que nada...a mis amigos. Siempre supe que tuve un poco de culpa...orgullo más bien, debía ser el que tuviera el problema conmigo el que debía venir a solucionarlo...y me quedé esperando...y nunca vino nadie...

Inicié de nuevo mi vida, con otra gente, empecé de cero, en el lugar equivocado. Como suelen pasar con estos cambios, cuando una ya está crecidita y pretende entrar en un grupo grande de gente que se conocen desde siempre, no siempre eres querida por todos, ni por todas...quizás debí ser más observadora y no tan alocada, quizás debí entrar más silenciosa, para evitar prejuicios, quizás nunca debí entrar...o sí.

La vida me llevó a un camino...en este nuevo grupo de amigos, encontré de nuevo a aquella amiga de mi infancia, aquella que dejé perder por permanecer junto a las que creía mis "amigas", y que luego me dejaron tirada. Mi amiga de siempre, la que quería como a mi hermana, la que se crió conmigo...después de 8 años de no hablarnos, la vida nos volvió a juntar, y el destino se encargó de volver a unir lo que nunca debería haberse separado.

Hablamos, lloramos, nos abrazamos, nos perdonamos, nos quisimos...y nuestra amistad es cada vez más fuerte...
La unión tan grande que tenemos, causó recelos entre las personas más afines a ella...juro que en ningún momento pensé que la vida fuese así de cruel, nuestra amistad nos volvió a costar la amistad de los demás, pero esta vez estábamos juntas, esta vez...no nos iban a separar...y no lo hicieron.

Poco a poco, nuestro grupito de 6/8 personas, se fue uniendo más, porque los amigos con las contrariedades nos hacemos más fuertes, de manera que con el tiempo, algunos de aquellos que recelan, parece que se han dado cuenta de que no hemos hecho nada a nadie...y nos valoran, y ahonos intentan conocer de verdad.

Hoy por hoy, sigo dándome cuenta de que la amistad es difícil de conservar, que cada uno se forja su camino, que nadie se compromete con nadie, que es difícil aceptar a los demás con sus defectos, que un verdadero amigo, es complicado encontrar...y más que eso, mantener, porque la gente vamos y venimos sin más, somos cambiantes, como todo lo que nos rodea en esta sociedad, que nos cansamos de todo en seguida, hasta de los amigos, que buscamos lo que mejor nos hace sentir en el momento, y no preguntamos ni aceptamos cuando el que está a tu lado se encuentra mal, nos despreocupamos, no caminamos por el sendero de la amistad, y muchas veces dejamos que crezca la hierba en ese sendero, haciendo a veces imposible saber por dónde se llegaba hasta esa persona...

Con todo esto quiero llegar a un sitio, y es que el que tenga un amigo, tiene un tesoro, pero un tesoro muy grande, es como el que tiene un hermano, un hermano que nunca va a dejar de serlo, porque la vida lo ha querido asi.

Asi que, amigos del blog, espero que la vida os de aunque sea un amigo, con el que poder compartir lo bueno y lo malo, que comprenda y se preocupe cuando estas mal, y viceversa, al que no le haga falta preguntar para saberlo. Un amigo al que le perdones por sus errores y que él lo haga contigo, con el que discutas, y sepa ponerse en tu lugar. Un amigo al que puedas decir te quiero, y que para él sea lo más grande que le ha pasado en la vida.

viernes, 18 de enero de 2008

MINI-SOCIEDADES (3ª parte)


TRADICIÓN DE DANZA ANCESTRAL

“Una revolución sin música ni baile no vale la pena”, dijo un pionero del Hip-Hop, y así es—¡pregúntenle a los cubanos!. El breakdance (o simplemente break) es el baile por excelencia de la cultura Hip-Hop. Es una danza que incorpora pasos casi sobrehumanos, con movimientos y piruetas que desafían la gravedad, llevando el cuerpo a hacer cosas impensables en el aire y en el piso. Desde los orígenes del hombre, la danza ha jugado siempre un rol central. En comunidades y culturas de todas las razas, el baile es ofrecido a los dioses en agradecimiento o en plegaria, y establece una relación estrecha de los humanos con la naturaleza que los rodea: la tierra, los mares, los bosques. Acompañado del canto, el baile forma parte de un rito sagrado que sirve para descargar las energías negativas y canalizar las positivas. Así, el break es libertad de cuerpo, mente y alma para sus practicantes: los “b-boys”. Este baile surgió junto con la música negra de los años 70 en EEUU: el funk (especialmente James Brown) y, más tarde, el electro-funk. Se comenzaron a inventar pasos nuevos, como la imitación del robot, o el famoso “moonwalk” (caminar hacia atrás) que después popularizó Michael Jackson. Finalmente se llegó al piso, donde la creatividad de los bailarines alcanza su máxima expresión al saltar y girar rápidamente. La competencia es un elemento esencial del break: siguiendo una larga tradición cultural—que se manifiesta también en los bailes yorubas del Caribe y en el capoeira brasileño—los participantes se reúnen en un círculo humano (símbolo de la comunidad o la congregación) y, uno por uno, demuestran sus habilidades, intentando “quemar” al otro con rapidez y estilo. Dentro del Hip-Hop, el break es además una forma de expresar una rebeldía contracultural que resiste ser etiquetada o catalogada—se sale del margen de lo que conocemos por “baile”. Para muchos de sus cultores en Chile, es una forma de descargar sus malas vibras y su rabia, enseñando a nuevas generaciones el poder de la liberación del cuerpo.

NUESTRA ARMA ES LA PALABRA

Una canción de un gran compositor chileno, Osvaldo Torres, recuerda el tiempo en que: La memoria era el libro, y la palabra era un ríoque bajaba del abuelo al padre y del padre al hijo. Esta frase nos habla de la importancia de la comunicación (o sea, la transmisión de conocimientos y sentimientos), dentro de la comunidad y también de una generación a otra. En un pueblo sin escritura, sólo la tradición oral era capaz de mantener viva la cultura y la memoria. Los griots, antiguos poetas-músicos africanos que cumplían esta función educativa en la tribu, contaban una historia en verso, rimando—podía ser una leyenda, un mito, un cuento chistoso, o la historia de una familia. Todos sus poemas tenían una moraleja, una enseñanza, sabiduría. Estos son los orígenes, las raíces profundas del rap. Rap no es una música, sino una forma literaria, mitad poesía, mitad cuento, con su propia rítmica y fonética. Se puede rapear sobre cualquier tipo de música, desde lo más étnico hasta lo más contemporáneo. Además, el rap, al llegar a un país determinado, toma las características musicales, jergas, ritmos y contenidos del lugar, y termina siendo parte de la identidad local, tan natural como el lenguaje universal, las palabras mismas. En este sentido, hay una fuerte conexión entre África y América en cuanto a la importancia cultural de la rima y el canto.El rap además tiene una faceta competitiva y divertida en la cual dos raperos (o MCs) “batallan” al hacer versos improvisados (freestyle), cada uno intentando superar al otro. Es una tradición que encuentra sus raíces en los juegos orales de los esclavos africanos en Norteamérica, que pasaban el tiempo inventando pequeños chistes o rimas (muchas veces para ofender al amo de forma oblicua, ¡ja! ¡humor subversivo!). Hasta la palabra “rap” significa hablar, chacharear, huevear, en el fondo es como “tirar tallas”, divertirse con los dichos, la picardía y la creatividad del lenguaje popular. Esta improvisación rimada tiene parientes muy cercanos en distintos tipos de poesía tradicional latinoamericana, como las coplas de Colombia, las inolvidables competencias de destreza vocal y verbal de los mexicanos Jorge Negrete y Pedro Infante, las bombas puertorriqueñas, o más cercanamente, la paya en Chile. Los payadores practican este mismo arte de improvisar versos en competencias amistosas: describen realidades locales, cuentan historias, incluso denuncian injusticias sociales. Por eso los raperos nos consideramos “payadores de la nueva era”.
¿Cuándo nace el rap? Nadie sabe con seguridad, pero una vez un gran músico, el maestro Quincy Jones, dijo que se acordaba que cuando niño escuchaba jóvenes rapeando en la esquina de su barrio allá por los años 30. El mismo Jones dijo también que la historia de la música afro-americana es como un iceberg de hielos muy profundos (las raíces africanas, espirituales, gospel, blues, jazz, rock, funk), donde el rap es la punta del iceberg. Desde la llegada del rap, no se han creado nuevos tipos de música en esta tradición, sólo ha surgido la fusión de ellas. Y cuando el rap alcanzó finalmente el mercado mundial (después de años de miradas sospechosas), provocó una verdadera explosión cultural, política y social.
Pero hablemos también de lo que dicen las letras de rap hoy. Greg Tate, un poeta, periodista y músico, una vez escribió que el hip-hop es “el inverso del capitalismo, el reverso del colonialismo... Es el mundo que construyó el amo de esclavos, pero transformado por un golpe futurístico negrificado. Mientras el capitalismo nos dice que el valor de una persona está en su cuenta bancaria y la montaña de bienes que acumula, el hip-hop nació para recordarnos que el verdadero barómetro del valor humano es la profundidad y el ancho de su alma. Mientras el colonialismo, en todo el mundo, ha parido un tipo de injusticia tras otro (racismo, clasismo, machismo, etc.), el hip-hop se concibió en los bloques, las poblaciones, y las mediaguas para unir ritmo y mensaje, con el objetivo de unificar a la gente dentro y a través de tribus y fronteras raciales”.
El rap, sin duda, es la cara de la cultura hip-hop, y el rap político es la esencia verdadera de este fenómeno mundial, aunque hoy los grandes sellos transnacionales sólo muestran la cara del rap que ellos quieren mostrar; por ejemplo, el gangsta rap, (rap que habla sólo de pandillas, dinero y sexo). Sin embargo, no podrán tapar nunca el rap mas radical... el rap del ghetto, de la pobla, fresco y bullicioso... ése que contiene amor y rebeldía... ése que hacen los que aún mantienen el contacto con su comunidad (y con la realidad)... Son esos raperos que dicen “Libertad a Mumia” en EEUU y “Juicio a los culpables” en Sudamérica... los que tocan para reunir fondos para escuelas, centros culturales y organizaciones comunitarias... raperos que asumen la responsabilidad de su mensaje: positividad y educación para la comunidad... ése es el verdadero rap, el verdadero hip-hop, el que no se vende, sino que se difunde... En definitiva, sentimos que un verdadero rapero no es el que nace para ser estrella, sino el artista-luchador que nace nuevamente cada día, que nace hoy como un griot del futuro, creando arte capaz de revolucionar su tiempo y energizar a su pueblo, de mantener vivas las tradiciones de resistencia y comunidad, transmitiéndolas a las nuevas generaciones... El rapero de hoy debe tomar su destino en sus propias manos, conservando la memoria, el orgullo, la lucha, la identidad, la cultura, y sobre todo las utopías...

miércoles, 16 de enero de 2008

MINI-SOCIEDADES (2ª parte)



TRIBU URBANA: LOS RAPEROS


El DJ es para el hip-hop lo que el director de orquesta es para la música clásica: el genio creativo; el que maneja el tono; el que puede producir, en el sonido, potencia o sutileza. En realidad, todo el concepto musical del hip-hop—su estética, sus ritmos, sus innovaciones—existe gracias al DJ. La historia del hip-hop es una historia de innovaciones: es la primera música en incorporar completamente las nuevas tecnologías, utilizándolas de forma novedosa y hasta entonces desconocida. Para comenzar, el DJ es un creador que maneja uno de los más recientes instrumentos musicales, la tornamesa (o tocadiscos), para mezclar músicas y así crear nuevos ritmos. De eso se trata en el hip-hop: ritmos, ritmos, ritmos... Y encima de esta base rítmica, el MC (maestro de ceremonias) rapea y se dirige al público. Los primeros DJ (o “disc jockey”) eran los que tenían programas de radio y hablaban sobre los temas musicales, comentando las noticias o entregando sus opiniones al aire. Después los DJ comenzaron a destacarse en las fiestas, animando los carretes que se armaban en la calle, cambiando discos para dinamizar o calmar el ambiente, alternando canciones bailables con canciones lentas. Para satisfacer al público, empezaron a tocar sólo las secciones más populares y mas rítmicas de las canciones, repitiéndolas por largo tiempo para que la gente bailara—esto se llama break-beat. Más tarde, llegaría otra famosa innovación de la música hip-hop: el scratch, que consiste en mover los discos sobre la tornamesa para producir un sonido de “rayado”.Pero quizás el elemento más influyente del hip-hop es la invención de una nueva forma de componer musica: el sample, que significa “muestra musical”. El sampleo consiste en “tomar prestado” (por no decir “robar”) un fragmento de una canción de otro músico (generalmente de canciones antiguas), aplicando sobre ella un nuevo ritmo en batería (bombo caja-bombo caja), característico del rap y definitivamente derivado del funk. Y encima, los raperos tejen sus rimas, esgrimas verbales, todo el día sobre estas complejas piraterías musicales. Para HipHopLogía, el sampleo representa una alternativa tecnológica muy importante porque, al igual que el rap, contribuye a la transmisión de la cultura popular chilena y americana a las nuevas generaciones. Es decir, el sampleo es para nosotros un verdadero “documento histórico” de nuestras raíces musicales y culturales—citamos músicos que nos identifican, igual que los escritores citan a sus autores favoritos en los pie de página de un libro. Así, podemos samplear, por ejemplo, un discurso del Che, utilizar melodías de una guitarra de Violeta Parra, o incorporar ritmos tradicionales de Latinoamérica como la cueca, el huayno, la milonga, el samba, etc. Es, a la vez, un homenaje a los creadores de nuestro pueblo y una forma de mantenerlos vigentes. Hoy, el DJ, el músico detrás de las bases musicales raperas, sigue siendo el compañero de armas del MC, tanto en el proceso creativo como sobre el escenario.


ARTE CALLEJERO

Date una vuelta en micro por Santiago... Camina por tu población... Observa a tu alrededor... Es inevitable encontrarte con un elemento vital de la cultura hip-hop: el graffiti. ¡Está en todas partes! No exageramos si decimos que las calles hablan, y su mensaje puede ser tan potente como el rap. Este es el arte del mural, de las paredes. Alguien decía que “las murallas son el reflejo de las situaciones y realidades de la población”. El graffitti tiene este sentido desde el principio, como expresión de una juventud marginada, sin derecho a opinar, a expresarse, ni siquiera a existir. Surgió (a fines de los ‘70 en Nueva York) como una forma de protestar, de romper esquemas establecidos y fronteras mentales. Jóvenes chicanos, negros, blancos y asiáticos inundaban todos los espacios públicos: los bloques donde vivían, las escuelas donde estudiaban, y los famosos trenes del metro que pintaban de arriba a abajo. Armados de pintura en lata (spray), salían a rayar sus firmas o a dibujar grandes figuras multicolores, con una nueva estética: trazos gruesos, letras exageradas, girando y contorneándose, casi ilegibles para la gente “común”. Un código callejero y propio, un nuevo lenguaje, entendible sólo desde el hip-hop. Con el tiempo, el arte se ha ido perfeccionando—hoy los graffiteros han inventado nuevas técnicas y formas de expresarse. Se pueden encontrar graffittis con formas muy abstractas, así como otros muy explícitos. Creemos que el graffitti es heredero de una tradición muralista muy antigua, que en Latinoamérica produjo artistas como Diego Rivera de México, y que en Chile se manifestó durante la dictadura en poblaciones como La Victoria, La Legua o Villa Francia. Estos murales reflejaban la identidad de nuestro pueblo y la riqueza de su cultura. Años atrás, se denunciaba la brutal represión, se pintaba la tristeza y la alegría, y se reafirmaban los sueños de un mundo mejor. Hoy, frente a este “mierdocracia”, el graffitti refleja el descontento de la juventud actual: es un rechazo al orden establecido y las reglas del sistema, y también una denuncia de problemas sociales actuales como la drogadicción o la represión policial.



martes, 15 de enero de 2008

MINI-SOCIEDADES


INTROCUCCIÓN:

"A comienzos de los 90 surge la preocupación por la problemática de
las denominadas «tribus Urbanas». En los 80 ya existían en España
muchos grupos juveniles con gustos musicales similares que se
agrupaban bajo esta denominación. Lo que sí se produce a primeros
de los 90 es la explosión de los «grupos urbanos violentos», haciéndose
notar por sus acciones y ocupando un lugar destacado y equívoco en las noticias de
los medios de comunicación.
El cajón de sastre de la denominación de «tribus urbanas» con la que se señalan desde punkys a bikers, heavys a jóvenes flamencos, mods a satánicos, bakaladeros a góticos, hippies a rastas... –y así hasta más de un centenar de tribus definidas por afinidades musicales, estéticas o de otro tipo–, ha supuesto en la práctica un ocultamiento del verdadero problema que genera alarma ciudadana, que no es otro más que la violencia ejercida por jóvenes en grupo en escenarios y contextos muy diferentes.
Resultado de este error ha sido criminalizar al conjunto de colectivos juveniles a los que–por el hecho de asumir una estética diferente a la «normal»– se les adjudicaron males de los que sólo eran responsables aquellos grupos que realmente los ejecutaban.
Se trata, en el fondo, de «Grupos Urbanos Violentos» más que de «tribus urbanas». Puesto que es el problema de la VIOLENCIA URBANA lo que se oculta bajo ese fenómeno.
Una violencia ejercida por grupos de naturaleza distinta, en los que hay que situar a algunos skins, bakaladeros, matones urbanos, borrokas, en un saco donde se mezclan apariencias, ideologías e interpretaciones.
En definitiva, el objeto de esta reflexión es el fenómeno de la violencia urbana, porque debemos comprometernos social y personalmente en la lucha por la erradicación de un problema que amenaza con extenderse peligrosamente.
Los gamberros de hoy no son sólo inciviles o brutos o mezquinos. Son una auténtica tribu en la urbe que carece de ideales auténticos. Son héroes del asfalto nacidos como plantas en una sociedad propicia, por su clima y gobierno, para que proliferen y se desarrollen. Ellos no van contra-corriente, son mucho más primitivos. No les importa nada: ni la vida ni la muerte, ni la propia ni la ajena.
La sociedad poco les ofrece, es cierto; pero son pocos y cobardes. En masa, destruyen; y, en privado, se asustan de ellos mismos. Son jóvenes sin respuestas, desorientados, temerosos, perdidos, sin identidad y, en consecuencia, peligrosos.
Jóvenes cuya verdadera lucha es contra el espejo. Ese espejo que refleja nuestro rostro y nuestro abismo. La valentía consiste en que se miren los unos a los otros, porque la persona que no se puede mirar a sí misma, es la persona que necesita de un grupo, de una tribu, para ser alguien."

http://www.pnte.cfnavarra.es/valledelebro/Departamentos/filosofia/Documentos/tribus.pdf


martes, 8 de enero de 2008

DAME MODA





Desde los tiempos más remotos, el hombre ha sentido siempre la necesidad de taparse. Bien sea por las condiciones climáticas o por pudor, la indumentaria siempre ha formado parte de la forma social en la que nos hemos encontrado, evolucionando a lo largo de la historia y siendo unas veces causa y otras consecuencia de acontecimientos importantes.

Ya nuestros antepasados prehistóricos, encontraron en las pieles de los animales que mataban para alimentarse, el modo de tapar su cuerpo para evitar las inclemencias del tiempo o del lugar donde vivían.

A medida que fueron evolucionando, y el hombre se hizo sedentario, y formó sus tribus o comunas, descubrieron en las vestimentas, pinturas y complementos, distintivos que les permitieron crear diversos estatus en la pirámide social rudimentaria de comienzos de la humanidad.

Dependiendo de la zona en la que se desarrolló cada raza, los distintivos se iban adecuando a ella, llegando a suponer entre las propias comunas, símbolo de unión entre los miembros pertenecientes a cada una.

Poco a poco, la raza humana en general, fue haciendo de su indumentaria algo imprescindible para estar en sociedad.

Durante los primeros años de nuestra historia más cercana, una vez nacido Cristo, las comunas ya han formado parte de unos tiempos muy lejanos, ya se vive en una sociedad estructurada, los pueblos están perfectamente separados por nombres, costumbres, razas…Existen, además, diversos estatus sociales de poder, en jerarquías, en los que se podían diferenciar sin problemas, quién era quién y cuál era su puesto.

Aquí empieza la riqueza en el vestir, se comercia con tejidos traídos desde los lugares más remotos a los que se llegaba mediante las conquistas. Se tratan tejidos naturales como la seda y el algodón, se introducen elementos metálicos también a las vestimentas, y por supuesto, se hace uso de las piedras preciosas, perlas y cristales, e incluso oro, plata, bronce…para realizar los vestidos más preciosos, sólo a disposición de las clases más altas. La gente humilde viste más que nada con tejidos de algodón.

Durante siglos, la indumentaria va evolucionando, y cada vez con más importancia como signo distintivo. Ésta simbología no es nada extraña, es más, en cualquier tribu de las descubiertas como con más antigüedad, se han utilizado de alguna forma, la indumentaria, como expresión.

Ya en la Edad Media, la opulencia en el vestir llegó a su punto culminante. Esta forma exagerada de recargar tejidos, complementos, etc, duró hasta hace pocos siglos, con las evoluciones típicas dependiendo de la zona, época histórica o social.

Pero la columna vertebral que aguanta toda esta evolución, se centra más que nada en el uso de la indumentaria como herramienta diferencial entre clases o sexos.
Se dice que la ropa siempre ha servido como signo distintivo entre el hombre y la mujer, y si nos centramos en diversas etnias o épocas, veremos que también ha recibido un uso de represión femenina.

Pongamos como ejemplo la cultura japonesa, examinándolo muy por encima, y como ejemplo, el zapato japonés como el tabi o el zori, son símbolo de esta represión de la que os hablo. Supongo que habréis visto alguna vez la barbaridad de la deformidad de algunos pies de mujeres japonesas, encorbados…pues bien, en su cultura, se ha dicho y entendido desde siempre, que la mujer más femenina y sensual, era aquella cuyo pie era más pequeño, es por lo que éstas se sometían desde bien pequeñas, al vendado de los pies para evitar que éstos crecieran, enfundándolos además, en zapatos minúsculos de madera. De aquí viene esa peculiar forma de andar de las mujeres de Japón. Se ha interpretado por sociólogos e historiadores, que realmente esta medida era una medida de represión tal, ya que el hombre daba por hecho que el único método de liberación para una mujer de su hogar y de su marido, eran sus pies. Para evitarlo, se creó este hito en los pies, así la mujer nunca daría pasos grandes y jamás escaparía de su hogar.


Pues al igual que esta simple prenda, la gran mayoría de prendas tanto japonesas, árabes, europeas…están cargadas de una gran simbología. Simbología que a menudo ignoramos, y que habla de nosotros y de nuestra evolución, y que marca historia.

Centrándonos en el siglo veinte, y para no alargarme demasiado, al comienzo de éste, las vestimentas opulentas todavía marcaban estilo. Fue una gran diseñadora en los años veinte, la que para mi, creó un nuevo concepto de moda. Una moda basada en las roturas con las represiones, la libertad en el vestir…fue Coco Chanel.

Tras pasar de los vestidos largos, con cancán, mangas abullonadas, cinturas ceñidísimas y peinados ostentosos, vinieron los años veinte, los “locos años veinte”, época en la que el hambre y la post guerra, ayudó al cambio. Los anchos vestidos perdieron todo su volumen, los largos se vinieron a la rodilla, los peinados se acortaron…fue el comienzo de la liberación de la mujer, fue el principio de querer la igualdad.

Y fue en el cambio hacia la igualdad, donde entra Coco.

Su propia imagen era el símbolo más claro de feminidad masculina. Ella creó el pantalón. Sí, el pantalón para la mujer. Este fue el acontecimiento en materia de moda y social, que más marcó esta época. La imagen femenina nunca en la historia había estado tan cerca del hombre. La mujer empezó a fumar cigarrillos y vestir smoking, utilizar sombreros y beber whisky.

A partir de Coco Chanel, el mundo del diseño de moda cobró un gran protagonismo. Empezaron a emerger diseñadores que marcaron tendencia en la época, como Christian Dior o Yves Saint Laurent, los cuales aportaron grandes cambios a la moda como la creación del New Look del primero o la creación del concepto pret-à-porter, del segundo.


Todo ello nos lleva a los años sesenta, en los que la paz y la libertad son los lemas por honor. Se inventa la minifalda por Mary Queen, entre otras cosas, la cual se lleva en todas sus versiones, acompañando al grito de “haz el amor y no la guerra”.

En los ochenta se vuelve al recargamiento en otra fase, en cuanto a superposiciones de prendas, multitud de accesorios, se pone en primer lugar la bisutería, el calzado, las medias, los colores chillones, en contraposición al negro muy difundido. Expresan una cierta negatividad social en la que la economía se empieza a derrumbar, y en la que el fantasma del consumismo comienza a pasar factura.

En los noventa se hablaba de cambio futurista, materiales tecnológicos, etc. En cierta parte se cumplió, las formas empiezan a ser más minimalistas, los colores más neutros, y la investigación en textiles forma buena parte de la industria. Se empieza a ver el verdadero negocio de la moda.

Ya en el siglo veinte uno, la cosa parece bastante estancada. Vamos rodando en una noria en la que las versiones pasadas se van repitiendo una y otra vez, dándoles otras formas, colores o complementos, pero iguales en su base.

Dónde ha quedado el romper con lo que hay? Está todo inventado ya? En tiempos de Coco Chanel se pensaba igual? También creían que todo estaba creado?

Yo creo que no podemos estar tan estancados. Pero es que el mundo de la moda ha entrado en unos círculos en los que todos quieren ser Coco Chanel y no se dan cuenta de porqué ella es quien fue. No hay que dibujar, hay que proyectar, hay que sacar las necesidades más profundas, y tiene que haber alguien capaz de dar la oportunidad en este mundo basado en la estética y lo superfluo.

Mientras la superficialidad mande en este campo, los que lo vivimos desde lo más profundo, estamos perdidos y olvidados, esperando a ver si pasa la marea…


viernes, 4 de enero de 2008

EMPIEZA EL 2008...



Supongo que algunos recordareis el post que publiqué sobre la Via Verde Ojos Negros...

Pues bien.

Hemos empezado el año, para mi lo he comenzado bien, la noche vieja con mis amigos, el resto de dias muy bien...pero tengo muy cerca una desgracia que me hace ver que no todos lo hemos de agradecer.

No se si alguien estos dias habrá oido la noticia de un ciclista que ha desaparecido en Segorbe...la mañana de Año Nuevo.

Ese chaval es vecino nuestro, puerta con puerta, no es que tuviera relación especial con el y la mujer, pero era una persona muy agradable.

Sentir el dolor tan cercano a tu casa te hace pensar...un dia estás y otro no se sabe, este chico se fue con su bici de montaña y hoy, dia 4, aun no se sabe nada de él...ni de su bici, ni de nada...

Aqui por las noches hace mucho frio...no quiero pensar lo que ha podido pasar...no quiero imaginar lo que esa familia está sufriendo.

Todo ocurrió en la Via Minera, Ojos Negros, si, por eso quiero haceros llegar un mensaje:

Disfrutad mucho de la gente que teneis a vuestro alrededor, no discutais por tonterias, besaros, abrazaros, quereros, hacedme caso. Recordad mientras podais, que siempre hay quien le gustaria estar en vuestro lugar...la felicidad es efímera a veces, por eso hay que intentar conservarla mientras el destino te lo permite.

Sed felices!!