lunes, 26 de noviembre de 2012

Libre

En mi vuelta, entro poco, pero cuando lo hago, siempre es libremente...
Últimamente hay una palabra que me hace sentir bien, que me reconforta y me hace darle sentido a muchos aspectos que acontecen en mi vida de un tiempo a esta parte, esa palabra es LIBERTAD.

Sentirse libre hoy en día, aunque sea tan solo en algún sector de tu vida, es una fortuna que no tiene precio, una fortuna de esas que solo la vida puede dar y que muchas veces la hacemos pasar desapercibida pensando en cosas materiales que por desgracia nos han metido a presión en la vida, haciéndolas indispensables y necesarias cuando realmente ya muchos más que pocos, nos hemos dado cuenta de que no lo son.

Cuando alguien ha estado atado a lo que sea, o a quien sea, y se desata por voluntad propia, porque ha abierto los ojos y ha visto luz donde parecía que sólo existía sombra, es la más grata sensación que una persona puede tener en su ego. Es un tópico, pero desatarse la venda que te cubre los ojos y ver más allá, ver el color, ver el horizonte, ver las estrellas, ver el infinito...e dan ganas de descubrir, de conocer, de empezar...de vivir.

Y a pesar de que hayan situaciones desagradables y baches en tu vida de los que probablemente en tu prisión no habrías sabido salir, la mirada limpia y amplia de tu mirada ahora hace que los aprecies y los afrontes con la ilusión y la fuerza del que siente que tiene todo un camino por recorrer. Y es lo que tiene sentirse libre, que sabes quien eres, que no te aferras a nada, que sabes cuales son tus pilares porque has derrumbado los que se tambaleaban y aún así, siguen en pie, y cada vez más fuerte.

martes, 23 de octubre de 2012

Ni frío ni calor

Así es como se te queda el cuerpo después de haber pasado por tantos malos tragos con según que gente...

Me hace gracia esta expresión porque es cierta, es una sensación de neutralidad sentimental ante el callo que se te hace al pensar en según que personas.

Creo que he madurado, y creo que todo lo que nos pasa en la vida más bien lo malo que lo bueno, mientras nos sirva para dar un paso más, bienvenido sea, válgame el tropical, pero es que es así.
Tras casi un año de decepción y de desilusión hacia un pilar importante en tu vida, me he dado cuenta de que no era tan importante como creía. A ver si me explico.

Muchas veces crees que tu vida esta llena con personas, las cuales crees que te aportan y te enriquecen, y en el peor de los casos, te puedes llegar a creer que tienes su hombro para apoyar te cuando lo necesites, y te sientes pleno porque crees que tienes uno de esos amigos que se pueden contar con los dedos, y que lo tienes en lo bueno y en lo malo, y que cuando todo vaya mal, será el único que encuentres a tu lado sin pedirte nada a cambio.....y un largo etcétera de topicazos que en muchos casos son sólo FANTASÍA.

A mi me ha pasado esto con esta persona, que cuando he decidido perderla, me he dado cuenta que el vacío que ha dejado en mi no es nada más que nominal, nada personal, nada involucrado, nada sentimental. Porque era más lo que yo ofrecía que lo que recibía, por lo tanto en mi caso no se ha cumplido esto de que sólo te das cuenta de lo que tienes cuando lo pierdes...no, porque no tenía nada.
Y alguien puede pensar, pues que suerte, pero yo pienso, pues que pena. Que pena haber desperdiciado estos años de ocupación en mi corazón con alguien que tan solo era un carroñero sentimental. Y aunque ahora me alegro de no tenerlo, bueno, tenerla, chupandome la energía positiva,  también pienso mucho en como después de tanto tiempo me he dado cuenta tan tarde...
Pero bueno, como hoy va de tópicos y dichos la cosa, no hay mal que por bien no venga, así que ahora mismo estoy feliz, feliz de que cuando por fin estoy con ella, ya no siento ni frío, ni calor. 

lunes, 24 de septiembre de 2012

Hasta pronto Raindrop

Hoy he leido que un bloguero al que tengo mucho cariño ha decidido tomarse unas vacaciones que sabe cuando empiezan pero no cuando acabaran.

Esto me recuerda al momento en el que yo después de crear otro blog al que nunca cuidé como debía, y después de no saber cómo calmar "eso" que llevaba dentro y no sabía dónde buscar...y después de mucho meditar...decidí decir un hasta luego a este rincón más mío que de nadie y más de todos que mio.

Es una decisión que no agrada tomar, porque no sabes cómo ni cuándo vas a volver, y sobre todo no sabes si todo lo que has vivido aquí va a formar parte del olvido, y tampoco tienes ninguna certeza de que vayas a encontrar a las personas que estaban cuando te fuiste.

Al volver me ha pasado ésto justamente, me he encontrado una soledad como la que se siente cuando abres tu primer blog, pero con la diferencia de que tu ya tienes a gente a la que te gusta leer y con la que has compartido siempre algo más. Yo he encontrado a muchos a los que por desgracia ya no he encontrado y a los que me gustaría volver a tener por este mundo, y la suerte es que algunos de los que estaban seguían estando.

Pero como esto es como la vida misma, y las personas siguen su camino y nunca se sabe cuando los caminos se juntan, se separan, se vuelven a juntar...mientras espero a que aquellos que no están vulevan, los que siguen se van.

Raindrop, desde este humilde rincón, te deseo lo mejor, y como ya te he dicho, espero poder leerte de nuevo mas pronto que tarde.

Y mientras tanto...seguimos caminando.

(Y aquí dejo la primera huella que unió estos caminos en la amistad bloguera, 18 de noviembre de 2007: "Cuestiones de forma")