lunes, 24 de septiembre de 2012

Hasta pronto Raindrop

Hoy he leido que un bloguero al que tengo mucho cariño ha decidido tomarse unas vacaciones que sabe cuando empiezan pero no cuando acabaran.

Esto me recuerda al momento en el que yo después de crear otro blog al que nunca cuidé como debía, y después de no saber cómo calmar "eso" que llevaba dentro y no sabía dónde buscar...y después de mucho meditar...decidí decir un hasta luego a este rincón más mío que de nadie y más de todos que mio.

Es una decisión que no agrada tomar, porque no sabes cómo ni cuándo vas a volver, y sobre todo no sabes si todo lo que has vivido aquí va a formar parte del olvido, y tampoco tienes ninguna certeza de que vayas a encontrar a las personas que estaban cuando te fuiste.

Al volver me ha pasado ésto justamente, me he encontrado una soledad como la que se siente cuando abres tu primer blog, pero con la diferencia de que tu ya tienes a gente a la que te gusta leer y con la que has compartido siempre algo más. Yo he encontrado a muchos a los que por desgracia ya no he encontrado y a los que me gustaría volver a tener por este mundo, y la suerte es que algunos de los que estaban seguían estando.

Pero como esto es como la vida misma, y las personas siguen su camino y nunca se sabe cuando los caminos se juntan, se separan, se vuelven a juntar...mientras espero a que aquellos que no están vulevan, los que siguen se van.

Raindrop, desde este humilde rincón, te deseo lo mejor, y como ya te he dicho, espero poder leerte de nuevo mas pronto que tarde.

Y mientras tanto...seguimos caminando.

(Y aquí dejo la primera huella que unió estos caminos en la amistad bloguera, 18 de noviembre de 2007: "Cuestiones de forma")

 

2 comentarios:

Avellaneda dijo...

La verdad que su marcha también me ha pillado por sorpresa aunque espero que pronto vuelva, tiene tantas cosas que decir... :D
Pero la vida tiene estas cosas, despedidas y bienvenidas y re-bienvenidas como la tuya. Cierto es que las cosas han cambiado pero bueno, hay que quedarse con esa gente maravillosa que hemos conocido ¿que no?
Un abrazo!

Xiketä dijo...

Pues sí Avellaneda, siempre hay que quedarse con lo bueno, con los coloquios bloqueos y sobre todo con el recuerdo de haber pasado por aquí y haber conocido a gente estupenda.
Yo también espero que vuelva muy pronto, mientras tanto, seguiremos disfrutando de este rincón que nos pertenece.
Muchos besos y gracias por seguir aquí.