martes, 29 de junio de 2010

VUELVO...PORQUE NECESITABA VOLVER

Hace ya casi año y medio que me fui y hoy vuevo, aunque no se si para siempre, no tampoco se el aspecto que tendrá mi nuevo paso por el Blog éste que tanto me sirvió en su dia para conocer gente estupenda y para ahogar o desahogar alguna que otra pena de esas que tenemos la mayoria de seres humanos...

Desconecté porque me sentí estancada y por miedo a hacer de este espacio un paño de lágrimas que me encerrase en mi propio padecimiento, en una de esas mala pata en la que me vi metida por una de esos seres con los que la vida te cruza y te patea el alma aprovechando tus debilidades para hacerse más fuerte. Con el tiempo me estoy dando cuenta que la fuerte ahora soy yo, pero sigo necesitando escribir para dejar constancia de todo lo que en este año y medio ha cambiado mi vida, mi pensamiento, y mi alma.

Ayer escribí en mi Facebook algo que me salió de las más profundas entrañas y sentí que volvía a necesitar este trocito íntimo para mi, de internet, en el que encuentras gente seria y comprensiva con la que puedes reflexionar hasta llegar a buenos puertos. Y si no, lo que seguro que encuentro, es a alguien llamada Bea, que deja aquí su humilde paso por un trocito de vida, plasmado con todo su cariño.

Podría decir mil cosas, mil reflexiones, todas las que en año y medio he podido tener. Pero si de algo me ha servido todo este tiempo de descanso, es saber esperar, saber racionar mis sentimientos, y saber saborear el tiempo...asi que por hoy, nada más...

Ahora me voy de visita por vuestros rincones, y espero encontrarme con aquellos a los que en su dia dejé, y volver a compartir buenos y malos ratos, de lectura y empatía.