miércoles, 5 de noviembre de 2008

JUGUEMOS...APOSTEMOS


El pocker es un gran juego aplicable a la propia vida...cuando los faroles forman parte de las negociaciones...cuando alguien pretende hacer uso de ellos para apisonar a los contrincantes...

Pero los faroles no son seguros, lo puedes perder todo, y si aprietas demasiado a tu contrincante, a lo mejor lo predispones para que saque su jugada.

Me pongo en el lugar del farolero:
No tienes jugada...apenas. Piensas que vas a ganar, porque no te has parado a pensar que puede que alguno de tus rivales haya cogido una buena baza.
Pero confias en tu suerte, y traspasas el límite del orgullo.
Cuando no llevas juego, y hay una gran apuesta en la mesa, que tus rivales duden, o no quieran arriesgar, no significa que no tengan una buena jugada...puede que quieran asegurarse a tener la MEJOR jugada para ganar con total seguridad.
Es entonces cuando el farolero se crece. Cuando ve que el contrincante recula, pasa, no apuesta tan fuerte como te gustaria...crees que no lleva juego...
Y tú, inseguro jugador, con una simple pareja de reyes, crees que puedes afrontar semejante caudal de fichas que te pueden llevar a la ruina, o enriquecerte para siempre...
El farolero codicioso no piensa en perder.
Piensa en ganarlo todo, incluso más de lo que merece con semejantes cartas.
Juega con la intimidación, apuesta grandes cantidades para amedrentar al contrario, lo pone al límite, quiere hundirlo, quiere dejarlo sin nada, no se conforma con ganar lo justo...lo quiere todo para él.
El contrincante:
El que mantiene la cordura, el que se sienta enfrente del farolero, aguanta el tirón con su trio de ases, sin saberlo gana, pero considera un gran riesgo seguirle la corriente al farolero, supone que es un farol, pero desconoce la realidad.
Espera su momento...pide dos cartas...y sale el pocker de ases.
El orgullo tocado.
Fichas en la mesa.
Solo una decisión: jugar o perder...no se sabe quién va a ganar...
Con un pocker de ases!!
Juego!!
No tengo las de ganar seguro, pero debo arriesgarme.
Apuesto.
Golpeo.
Todo o nada.
Desconcierto en el semblante del farolero...pero le queda pedir cartas...
Esperemos que la suerte esté de mi parte.
Pero por lo menos ahora, tengo un pequeño hueco de aire para respirar...

13 comentarios:

mia dijo...

Bea,respira pues!

Feliz si ganas,yo noentiendo

de juegos,pero de respiros

hondos,un poco...

Besos amiga

Ego dijo...

Nunca he jugado y jamás acepté un pez de colores de los de la feria.
J.C. diría que no tuve infancia.
Un (b)eso

Yun Yin! dijo...

Toda la suerte para ti,la suerte del ganador! suerte..un abrazo.

ybris dijo...

Siempre la duda.
Si se va de faroles en la vida acaba uno perdiendo todo. Sobre todo si se encuentra uno con otro farolero.
Si se va de tímidos y prudentes empieza ya quizás perdiéndolo todo pero a la larga se im`pondrá al farolero.
Por eso siempre pensé que en la vida, como dijo el clásico, "nada en demasía".
Seremeos prudentes pero no cobardes.

Besos.

Estrella Altair dijo...

Bueno, la vida es un poco jugar y arriesgarse, yo tampoco entiendo de juegos de cartas, pero a veces sino corremos algún riesgo y confiamos, no se llega a nada.

Un beso

Siberia dijo...

Yo jugaba al poker, me divertía con aquellos tres tipos que yo creía fabulosos. Los tres me decepcionaron, pero aprendí que de vez en cuando hay que arriesgar si quieres ganar, o al menos divertirte.

Besos

Xiketä dijo...

Mia, ojalá gane...o por lo menos que no pierda...
Respiros, sí, pero siempre con tensión...aunque más vale eso que nada.
Besos

Jajajaj, Ego, en la feria dan peces de colores???? a mi nunca, joo, da igual, no me gustan los peces en esas espantosas peceras redondas.
Besos

Yun yin...gracias por esa suerte que me deseas...ojalá te llamases azar...jeje
Besos

Prudentes pero no cobardes...ahí le has dado, Ybris.
También soy de ese tipo de jugadores.
No se si en la vida eso es bueno o es malo, pero duermo todas las noches con la conciencia muy tranquila...
Besos

Sí, Estrella, hay que arriesgar. Y luego hay que ser cauto a la hora de jugar. Es posible que de esa forma se llegue...no muy alto, pero a algun sitio seguro.
Besos

Siberia, divertirse es complicado en el juego este de la vida, pero utilizo la metáfora para pensar que quizás no darle la importancia que parece que tienen las cosas, y confiar más en las posibilidades de uno mismo....eso no está nada mal.
Besos

José Ignacio dijo...

Hola de nuevo.
En la vida, no solo en el juego, existe la persona que lanza un farol para ocasionar dudas al contrario y con ello adoptar una posición de ventaja.
Lo importante para ejercer esa posibilidad es contar con el éxito demostrado.
A partir del éxito muchas personas avasallan al resto lanzando faroles.
En muchas ocasiones le funcionan.
Pero de pronto aparece una persona que triene la suficiente en si mismo que no tiene miedo a arriesgar y en algunas ocasiones es el que lleva la mejor jugada.
Bsos.

Yuria dijo...

Qué gracia que tú también hables de juego en tu último post, y con mucha técnica.

Un beso.

raindrop dijo...

Tranquila, el otro no lleva escalera de color. Tú ganas.

besos

SOLOYO dijo...

Hola guapetona!
Pues lo mío no es un farol, ¡he vuelto de verdad!!!!!
A ver si me pongo al día!
Besotes

Nerea dijo...

No se jugar mucho al poker pero me da que no perdería siempre, suele ser bastante expresiva así que me pillarían todas las jugadas... jajajajja.... Seguro que sería de las que tiene un farol y acaba silbando para disimular... jajajajaja...

Besicos!

José Ignacio dijo...

Me acordé de ti en Bratislava y te lo he dejado, para ti, en Compartimos.
Besos