lunes, 21 de enero de 2008

A-M-I-G-O

Qué difícil es ser lo que los demás esperan que seas!

Con el tiempo, cada vez me cuesta más aceptar que la verdadera amistad es un reto complicado de obtener. Si me pongo a analizar mi vida, siempre he estado rodeada de gente, siempre me he llevado bien con ellos, he tenido mis peleas, mis abrazos, incluso me he dejado de hablar para siempre con algunos, lo típico, carácter fuerte se junta con carácter fuerte y nacen heridas que ciertos rencores no curan jamás.

Cuando eres pequeña, los amigos van y vienen, pero siempre actúas sin premeditación, te dejas llevar por tu ignorancia, y nunca llegas a analizar el porqué de esa pelea, aunque si recuerdas siempre aquel abrazo, aquella compañía en aquel mal momento.

Una vez vas creciendo, la adolescencia te somete a una vida llena de emociones, en la que muchas veces, crees que cambiar una cosa por otra es lo que más conviene en ese momento...
Quizás ser egoista a veces es el defecto que algunos tenemos, aunque en el fondo tú sabes que siempre vas a estar al lado de esa persona, para lo que necesites...el otro no siempre lo acepta, ni lo entiende.

Recuerdo que hace años, perdí una buena amiga porque ella se sentía mejor con los de su edad, ella me ofreció irme con ella al otro grupo...yo fui incapaz de dejar a mis amigas de siempre.
Pocos años después, fueron mis amigas de siempre las que me dejaron a mi...sola...nunca llegué a entenderlo del todo...supongo que hubo más por detrás que por delante.

De esta forma perdí en mi adolescencia todo aquello que me importaba más que nada...a mis amigos. Siempre supe que tuve un poco de culpa...orgullo más bien, debía ser el que tuviera el problema conmigo el que debía venir a solucionarlo...y me quedé esperando...y nunca vino nadie...

Inicié de nuevo mi vida, con otra gente, empecé de cero, en el lugar equivocado. Como suelen pasar con estos cambios, cuando una ya está crecidita y pretende entrar en un grupo grande de gente que se conocen desde siempre, no siempre eres querida por todos, ni por todas...quizás debí ser más observadora y no tan alocada, quizás debí entrar más silenciosa, para evitar prejuicios, quizás nunca debí entrar...o sí.

La vida me llevó a un camino...en este nuevo grupo de amigos, encontré de nuevo a aquella amiga de mi infancia, aquella que dejé perder por permanecer junto a las que creía mis "amigas", y que luego me dejaron tirada. Mi amiga de siempre, la que quería como a mi hermana, la que se crió conmigo...después de 8 años de no hablarnos, la vida nos volvió a juntar, y el destino se encargó de volver a unir lo que nunca debería haberse separado.

Hablamos, lloramos, nos abrazamos, nos perdonamos, nos quisimos...y nuestra amistad es cada vez más fuerte...
La unión tan grande que tenemos, causó recelos entre las personas más afines a ella...juro que en ningún momento pensé que la vida fuese así de cruel, nuestra amistad nos volvió a costar la amistad de los demás, pero esta vez estábamos juntas, esta vez...no nos iban a separar...y no lo hicieron.

Poco a poco, nuestro grupito de 6/8 personas, se fue uniendo más, porque los amigos con las contrariedades nos hacemos más fuertes, de manera que con el tiempo, algunos de aquellos que recelan, parece que se han dado cuenta de que no hemos hecho nada a nadie...y nos valoran, y ahonos intentan conocer de verdad.

Hoy por hoy, sigo dándome cuenta de que la amistad es difícil de conservar, que cada uno se forja su camino, que nadie se compromete con nadie, que es difícil aceptar a los demás con sus defectos, que un verdadero amigo, es complicado encontrar...y más que eso, mantener, porque la gente vamos y venimos sin más, somos cambiantes, como todo lo que nos rodea en esta sociedad, que nos cansamos de todo en seguida, hasta de los amigos, que buscamos lo que mejor nos hace sentir en el momento, y no preguntamos ni aceptamos cuando el que está a tu lado se encuentra mal, nos despreocupamos, no caminamos por el sendero de la amistad, y muchas veces dejamos que crezca la hierba en ese sendero, haciendo a veces imposible saber por dónde se llegaba hasta esa persona...

Con todo esto quiero llegar a un sitio, y es que el que tenga un amigo, tiene un tesoro, pero un tesoro muy grande, es como el que tiene un hermano, un hermano que nunca va a dejar de serlo, porque la vida lo ha querido asi.

Asi que, amigos del blog, espero que la vida os de aunque sea un amigo, con el que poder compartir lo bueno y lo malo, que comprenda y se preocupe cuando estas mal, y viceversa, al que no le haga falta preguntar para saberlo. Un amigo al que le perdones por sus errores y que él lo haga contigo, con el que discutas, y sepa ponerse en tu lugar. Un amigo al que puedas decir te quiero, y que para él sea lo más grande que le ha pasado en la vida.

20 comentarios:

mia dijo...

y la vida te va enseñando,

muchas veces,que el amigo

suele estar más presente

que muchos familiares,

que permanece frente

a todos los lazos rotos

y que te da la mano

y te sonríe o llora

cuando más le necesitas!

xiketá amiga,me gusta mucho

lo que tú sientes y expresas

besos

Xiketä dijo...

La familia es sagrada par mi, pero si que es cierto que se de casos en los que es asi sin ninguna duda.
Gracias por tu visita, Mia
Besos

Amparo dijo...

un amigo o una amiga te dice o te hace sentir aunque no te lo diga algo asi...

Compañera
usted sabe
que puede contar
conmigo
no hasta dos
o hasta diez
sino contar
conmigo

si alguna vez
advierte
que la miro a los ojos
y una veta de amor
reconoce en los míos
no alerte sus fusiles
ni piense qué delirio
a pesar de la veta
o tal vez porque existe
usted puede contar
conmigo

si otras veces
me encuentra
huraño sin motivo
no piense qué flojera
igual puede contar
conmigo

pero hagamos un trato
yo quisiera contar
con usted
es tan lindo
saber que usted existe
uno se siente vivo
y cuando digo esto
quiero decir contar
aunque sea hasta dos
aunque sea hasta cinco
no ya para que acuda
presurosa en mi auxilio
sino para saber
a ciencia cierta
que usted sabe que puede
contar conmigo

Mario Benedetti

Besicos Bea

julio-entuinterior dijo...

Yo creo en la amistad pero desde la perspectiva del amor. Me explico:
Creo en el amor, entonces si consigo contactar con él, éste, a través de mí, será el que haga amigos estables. De otra forma, habrá mucha mente por medio que provocará muchas ocasiones para que la amistad falle.

Un abrazo

http://entuinterior.info/blog/2006/06/15/de-amor-y-de-amistades/

ybris dijo...

Se agradece tu reflexión sentida sobre la amistad.
Un tesoro, ciertamente, para quienes lo sentimos a sí y lo disfrutamos.
No nos falten nunca unos pocos buenos amigos.

Besos

Xiketä dijo...

Gracias por este poema, Amparo.
Es bonito sentir que puedes contar con alguien para todo...tambien es bonito cuando contigo pueden contar...lo triste es cuando quieres que cuenten contigo y no te dejan, cuando necesitas contar con alguien y no lo encuentras...
A pesar de todo, creo que aun me queda mucha vida por delante para darme cuenta de quien es mi amigo de verdad, y a lo mejor me sorprendo...no lo se.
Besos guapa

El amor es básico en todas las buenas relaciones, Julio, en eso estoy contigo totalmente. Pero que difícil es que ese amor sea correspondido a veces, veces en las cuales tu crees que lo estás poniendo todo...y no recibes lo que esperas...será que no has elegido bien?
Besos

Es un tesoro, si, cuando se tiene un amigo de verdad...pero a su vez es una pena que tener un amigo, cree recelos, y que haya gente (que tú consideras amigos) que solo utilicen esa palabra para conseguir protagonismo.
Besos y que nunca nos falten los buenos amigos, si.

raindrop dijo...

Desde que las leí por 1ª vez, siempre me han gustado mucho estas palabras de Shakespeare:

"(...) Aceptarás incluso que las personas buenas podrían herirte alguna vez y necesitarás perdonarlas.
Aprenderás que hablar puede aliviar los dolores del alma...
Descubrirás que lleva años construir confianza y apenas unos segundos para destruirla y que tú también podrás hacer cosas de las que te arrepentirás el resto de tu vida.
Aprenderás que las nuevas amistades continúan creciendo a pesar de las distancias y que no importa qué es lo que tienes en la vida sino a quién tienes en la vida, y que los buenos amigos son la familia que nos permitimos elegir. Aprenderás que no tenemos que cambiar de amigos, si estamos dispuestos a aceptar que los amigos cambian.
(...)
Descubrirás que sólo porque alguien no te ama de la forma que quieres, no significa que no te ame con todo lo que puede. Porque hay personas que nos aman, pero que no saben cómo demostrarlo..."

Y también este capítulo de "El Profeta" del escritor libanés Khalil Gibrán:

[DE LA AMISTAD]
Y un joven dijo: "Háblanos de la amistad".
Y él respondió:
"Vuestro amigo es la respuesta a vuestras necesidades.
Es el campo que sembráis con amor y cosecháis con agradecimiento.
Él es vuestra mesa y el fuego de vuestro hogar.
Porque os acercáis a él con vuestro hambre, y le buscáis sedientos de paz.
Cuando vuestro amigo os manifieste su pensamiento, no temáis el 'no' en vuestra cabeza, ni retengáis el 'sí'.
Y cuando él permanezca en silencio, que vuestro corazón no deje de oír su corazón.
Porque en la amistad, todos los pensamientos, todos los deseos, todas las esperanzas nacen y se comparten con gozo y sin alardes.
Cuando os alejéis de vuestro amigo, no sintáis dolor.
Porque lo que más amáis en él quizá esté más claro en su ausencia, igual que la montaña es más clara desde el llano para el que quiere subirla.
Y no permitáis que haya en la amistad otro interés que el que os lleve a profundizar en el espíritu.
Porque el amor que no busca más que la revelación de su propio misterio no es amor, sino una red tendida que sólo recoge la pesca inútil.
Que lo mejor de vosotros sea para vuestro amigo.
Si ha de conocer el flujo de vuestra marea, que también conozca su reflujo.
Porque, ¿qué amigo sería aquel que tuvierais que buscaros para matar las horas?
Buscadlo para vivir las horas.
Porque existe para colmar vuestra necesidad, no vuestro vacío.
Y haced que en la dulzura de la amistad haya risa y placeres compartidos.
Porque en el rocío de las cosas pequeñas, el corazón encuentra su alborada y se refresca".

Ambos los había publicado ya en mi blog. Te los traigo hasta aquí, espero que te gusten ;)

besos

Xiketä dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Xiketä dijo...

A veces, sin darnos cuenta, nos ponemos una coraza en la que muchos sentimientos rebotan...estamos equivocados si es asi...no hay que esperar que sea el otro el que intente entrar, debes salir tú, debes dar el beso que piensas dar, el abrazo que piensas dar, decir las palabras que piensas decir...solo asi la otra persona te podrá valorar, o no, pero no sirve de nada observar.
Creo que voy a poner en práctica esta lección, y voy a intentar conservar siempre los amigos que he elegido.
Gracias Raindrop

María Manuela dijo...

Lo realmente difícil querida Xiqueta es poner en juego eso de que en la vida nadie está para hacerte feliz a ti y tú tampoco para hacer feliz a nadie; en el toma y da, el recibe y regala, el soy y eres; en el respeto a la diferencia y la exlatación de lo que nos une.

Te parecerá increíble que mi madre adptiva y yo estuvimos un tiempo sin hablarnos, sufriendo ambas, pero al final nos pudo eso de tomarnos una botella de vino juntas y hablar de nosotras mismas. Un tiempo de reflexión para intentar ser consciente de tus propios defectos.

Un besote amiga.

Xiketä dijo...

Viene bien hablar las cosas, Maria Manuela, eso lo he aprendido con el tiempo. Aunque a veces el orgullo lo pone muy difícil, y otras la conciencia, pero he de reconocer que hablando todo llega a buen puerto...o no, pero se deja todo claro al menos.

Lo complicado es cuando no hay nada de qué hablar...es cuando te pones a analizar qué está pasando con una relación que de repente sufre un bajón...y no sabes bien porqué...cuando hay un motivo concreto, se puede preguntar al otro, pero si no lo hay, si es posible que seas tu y tu actitud, el auto análisis es la mejor fórmula.

Besos guapa

batanero dijo...

Son hermosos los reencuentros. Mientras leo el tuyo con tu amiga tras ocho años de ausencia, miro de reojo en una estantería "El amor en los tiempos del cólera" de García Márquez.

Tras muchos vaivenes puedo decir que mis mejores amigos son los mismos que hace treinta años cuando éramos niños. Y mira si han pasado gente...

Muchos besos.

Xiketä dijo...

Espero poder decir lo mismo, Batanero, y a medida que pasen los años, saber conservar la amistad con mis amigos de siempre...

Besos

Avellaneda dijo...

También aporto un poema-canción de Tontxu, lo puse como enlace del poema Amig@ que escribí en el blog porque expresa de una manera sencilla lo que es un amigo. Creo que un amigo es lo mejor que puedes tener, y mantenerlo es un curro constante por una parte y por otra , aunque parece que las cosas fluyen solas, no señor... es cosa de dos que se quieren y, sobretodo, se respetan.

Ahí va la letra de la canción. Espero q te guste.

Con un canto en los dientes
vaya suerte que tengo
de tenerte a mi lado.
y por eso te escribo canciones
que lugo te mando, en vez de postales
que yo qué sé cuándo caerán en tus manos,
y cómo dirán mis palabras tus labios.

Con un canto en los dientes
nada más conocerte empecé a conocerme.
aprendí que la vida es vivir
sin pensar demasiado reirse de todo
vivir el presente, aprender del pasado.
y no arrepentirse de haberlo bailado.

***Con un canto en los dientes la vida se ve diferente
y se espantan mis males de aquí de una vez para siempre.
Con un canto en los dientes me doy desde que te conozco
que tener un amigo es tener además un tesoro.

Con un canto en los dientes.
con el paso del tiempo no quisiera perderte
porque no sé muy bien lo que haría sin ti por las tardes
con quién quedaría en pasar a buscarle
después de sus clases
y a quién mentiría cuando llego tarde.

Con un canto en los dientes.
amarillos de tanto esperarte fumando
en el bar donde ponen aquel café descafeinado
con doble de espuma y poco cargado.
nos sirve de excusa pedir otro más
y me sigues contando.

***Con un canto en los dientes...
Bso

Xiketä dijo...

Ante todo, bienvenid@ Avellaneda.
Me ha gustado mucho esta letra de canción-poema. Es sencilla pero cierta.
La verdad es que en primer lugar, cuando una encuentra un amigo, ese sentimiento debe ser correspondido, como bien dices. No sirve de nada cuando no se siente por ambas partes.
La verdad es que yo antes tambien pensaba que cuando uno encontraba la amistad en alguien, ya estaba todo hecho, pero cada vez me doy mas cuenta de que hay que currarselo constantemente, sí. Además es un trabajo a veces difícil, porque en ocasiones nos hacemos daño sin pretenderlo, y hay que saber perdonar y ser perdonado...
Gracias por tu poema.
Besos

El Instigador dijo...

La amistad. Cosa difícil. Yo tengo muchos colegas, pero amigos, amigos, tres y son de la infancia. Ese tipo de gente que ante una bancarrota total, se te acerca con disimulo y te da, sin pedirlo, una tarjeta de crédito a tu nombre y las llaves de su piso. Es cierto que usé su casa y su dinero durante un tiempo y luego lo devolví, pero todo aquello se hizo como si fuera la cosa más normal del mundo. Ni un gesto, ni un reproche, en fin, cosas de la amistad verdadera, tan escasa pero tan gratificante.

Besos.

Xiketä dijo...

Tienes razón, Instigador, los amigos de verdad acuden sin ser llamados, y nunca te reprochan nada...si es que en el fondo hay que sentirse afortunado por tenerlos, aunque el resto de gente vaya y venga sin ton ni son.
Besos

SOLOYO dijo...

Qué crueles somos de adolescentes! Yo recuerdo también esas broncas, esas idas y venidas... Menos mal que es cosa de la inmadurez y cuando ya eres persona las cosas se hablan.
Amargos recuerdos de todas formas.
La amistad! Qué voy a decir! Hace muy poc hice un post sobre ello.
Besos.

Xiketä dijo...

La verdad es que si,Soloyo, de crios nos comportamos como egoístas y no nos damos cuenta de si hacemos o no las cosas bien.
Ahora las cosas se hablan, sí, aunque hay a personas que les cuesta más que a otras...
Yu post sobre la amistad lo recuerdo bien, me gustó mucho, me hizo pensar...
Besos guapa

nerea dijo...

Yo llevo con mis amigos desde los 15 años y sí, hemos tenido peleas absurdas que no sabias de donde habían salido... Pero he crecido y madurado con ellos. Me he reido, he llorado, he aprendido... Hemos tenido problemas tontos y otros algo más graves... Durante un tiempo pensé que los iba a perder pero siempre intentamos agarrarnos para no perdernos... Todos tenemos otra gente con la que a veces salimos (demasiados años conociendo a demasiada gente) pero siempre sabes que puedes contar con tu "familia urbana" y sí tienes un problema grave siempre tienes su mano...

Pero también he sufrido con amigas (cuando era más cria) que pensaban que me querían como yo a ellas pero al final lo que necesitaban era una amiga-puente hasta encontrar a otra que le viniese mejor...

Besicos!