miércoles, 16 de enero de 2008

MINI-SOCIEDADES (2ª parte)



TRIBU URBANA: LOS RAPEROS


El DJ es para el hip-hop lo que el director de orquesta es para la música clásica: el genio creativo; el que maneja el tono; el que puede producir, en el sonido, potencia o sutileza. En realidad, todo el concepto musical del hip-hop—su estética, sus ritmos, sus innovaciones—existe gracias al DJ. La historia del hip-hop es una historia de innovaciones: es la primera música en incorporar completamente las nuevas tecnologías, utilizándolas de forma novedosa y hasta entonces desconocida. Para comenzar, el DJ es un creador que maneja uno de los más recientes instrumentos musicales, la tornamesa (o tocadiscos), para mezclar músicas y así crear nuevos ritmos. De eso se trata en el hip-hop: ritmos, ritmos, ritmos... Y encima de esta base rítmica, el MC (maestro de ceremonias) rapea y se dirige al público. Los primeros DJ (o “disc jockey”) eran los que tenían programas de radio y hablaban sobre los temas musicales, comentando las noticias o entregando sus opiniones al aire. Después los DJ comenzaron a destacarse en las fiestas, animando los carretes que se armaban en la calle, cambiando discos para dinamizar o calmar el ambiente, alternando canciones bailables con canciones lentas. Para satisfacer al público, empezaron a tocar sólo las secciones más populares y mas rítmicas de las canciones, repitiéndolas por largo tiempo para que la gente bailara—esto se llama break-beat. Más tarde, llegaría otra famosa innovación de la música hip-hop: el scratch, que consiste en mover los discos sobre la tornamesa para producir un sonido de “rayado”.Pero quizás el elemento más influyente del hip-hop es la invención de una nueva forma de componer musica: el sample, que significa “muestra musical”. El sampleo consiste en “tomar prestado” (por no decir “robar”) un fragmento de una canción de otro músico (generalmente de canciones antiguas), aplicando sobre ella un nuevo ritmo en batería (bombo caja-bombo caja), característico del rap y definitivamente derivado del funk. Y encima, los raperos tejen sus rimas, esgrimas verbales, todo el día sobre estas complejas piraterías musicales. Para HipHopLogía, el sampleo representa una alternativa tecnológica muy importante porque, al igual que el rap, contribuye a la transmisión de la cultura popular chilena y americana a las nuevas generaciones. Es decir, el sampleo es para nosotros un verdadero “documento histórico” de nuestras raíces musicales y culturales—citamos músicos que nos identifican, igual que los escritores citan a sus autores favoritos en los pie de página de un libro. Así, podemos samplear, por ejemplo, un discurso del Che, utilizar melodías de una guitarra de Violeta Parra, o incorporar ritmos tradicionales de Latinoamérica como la cueca, el huayno, la milonga, el samba, etc. Es, a la vez, un homenaje a los creadores de nuestro pueblo y una forma de mantenerlos vigentes. Hoy, el DJ, el músico detrás de las bases musicales raperas, sigue siendo el compañero de armas del MC, tanto en el proceso creativo como sobre el escenario.


ARTE CALLEJERO

Date una vuelta en micro por Santiago... Camina por tu población... Observa a tu alrededor... Es inevitable encontrarte con un elemento vital de la cultura hip-hop: el graffiti. ¡Está en todas partes! No exageramos si decimos que las calles hablan, y su mensaje puede ser tan potente como el rap. Este es el arte del mural, de las paredes. Alguien decía que “las murallas son el reflejo de las situaciones y realidades de la población”. El graffitti tiene este sentido desde el principio, como expresión de una juventud marginada, sin derecho a opinar, a expresarse, ni siquiera a existir. Surgió (a fines de los ‘70 en Nueva York) como una forma de protestar, de romper esquemas establecidos y fronteras mentales. Jóvenes chicanos, negros, blancos y asiáticos inundaban todos los espacios públicos: los bloques donde vivían, las escuelas donde estudiaban, y los famosos trenes del metro que pintaban de arriba a abajo. Armados de pintura en lata (spray), salían a rayar sus firmas o a dibujar grandes figuras multicolores, con una nueva estética: trazos gruesos, letras exageradas, girando y contorneándose, casi ilegibles para la gente “común”. Un código callejero y propio, un nuevo lenguaje, entendible sólo desde el hip-hop. Con el tiempo, el arte se ha ido perfeccionando—hoy los graffiteros han inventado nuevas técnicas y formas de expresarse. Se pueden encontrar graffittis con formas muy abstractas, así como otros muy explícitos. Creemos que el graffitti es heredero de una tradición muralista muy antigua, que en Latinoamérica produjo artistas como Diego Rivera de México, y que en Chile se manifestó durante la dictadura en poblaciones como La Victoria, La Legua o Villa Francia. Estos murales reflejaban la identidad de nuestro pueblo y la riqueza de su cultura. Años atrás, se denunciaba la brutal represión, se pintaba la tristeza y la alegría, y se reafirmaban los sueños de un mundo mejor. Hoy, frente a este “mierdocracia”, el graffitti refleja el descontento de la juventud actual: es un rechazo al orden establecido y las reglas del sistema, y también una denuncia de problemas sociales actuales como la drogadicción o la represión policial.



18 comentarios:

Xiketä dijo...

Este artículo y el anterior, no lo he redactado yo, sino que es una copia exacta de artículos que ha ido recopilando en la red.
Las webs de donde los he sacado apareceran abajo (por si sentis curiosidad).
Besos

mia dijo...

pues para escogerlo

una joven como tú

refleja la madurez

de tu espíritu e interés

creo comprender,xiketä

porqué los mayores dicen

que"antes no era así"

yo ya lo siento,tú

lo expresas!

pero hay que confiar

en la juventud!

besos y gracias!

MBI dijo...

Interesantes entradas las tuyas. Un saludo

batanero dijo...

Siempre viene bien un poco de información para limitar los estereotipos.
No me interesa mucho el hip hop, los Dj´s ni los grafitis, pero bien está conocer algo de ellos.

Besos.

(añadí un link a tu blog desde el mío)

SOLOYO dijo...

¿Qué te une a estas tendencias? Si es que hay algo, quiero decir... Es interesante desde luego... ¿Qué te inspiró hablar de esto?

Xiketä dijo...

Gracias, Mia, me gustaría no solo saber expresarlo, sino saber hacer algo para remediar los problemas sociales que nos acompañan.
De todas formas, he querido mostraros esta cultura, porque últimamente se habla mucho del cambio, de la necesidad de recuperar la libertad, de que nos sentimos presos del capitalismo y de una sociedad llena de roturas por todos lados. Creo que esta tribu lleva reivindicandose mucho tiempo...y nos queda mucho que aprender.
Besos

Mbi, bienvenid@!! Me alegro que te haya parecido interesante.
Besos

Batanero, me alegra mucho verte por aquí.
Entiendo que a ti, como a mucha gente, no te interese nada esta cultura...es normal, a mi tampoco me interesan los punks o los rockers, etc, pero al igual que tú, considero que se puede aprender y sobre todo tomar ejemplo de algunas cosas que ellos llevan como lema, para aplicarnoslo a la vida y que se nos haga más llevadera.
Besos

Xiketä dijo...

Perdona porque te he saltado, Soloyo.
Mira, yo me he criado en un barrio en la periferia de Valencia. Como todos las zonas de alrededor de una capital, el graffitti siempre ha formado parte de la decoración urbana de muros y paredes.
Desde que iba al colegio, siempre me han llamado la atención, siempre he tratado de observar su estética, y me he informado de su ideología. Aunque los círculos de amistades que he tenido, nunca han pertenecido a tribus urbanas, no significa que sintiera curiosidad.
Hubo un término que escuche de uno de ellos, que resumía su filosofía de vida: "Carpe Diem" (vive el momento). Desde que lo escuché, he intentado que formara parte de mi.
La vida me ha llevado, por casualidad supongo, a tener la posibilidad de montar mi propio negocio, un tipo de ropa ligado al mundo del skate, el hip-hop, el snowboard...y ahora más que nunca, siento que lo tengo cerca.
No soy persona que cambie de estética porque si, prefiero tener mi propio estilo, pero algo dentro de mi me dice que algo me une a esa filosofia.
Aunque lo que realmente me ha llevado a escribir este artículo, es un post de Julio en tu interior, en el que se hablaba del término Carpe Diem, y en el que yo saqué a la luz las tribus urbanas.
Me di cuenta que por falta de información, existían prejuicios y se generalizaba, por eso decidí dar un poco de defensa desde mi opinión.
Espero que te haya servido de algo.
Besos

raindrop dijo...

Me ha llamado la atención que el artículo está escrito desde una perspectiva sudamericana (chilena para ser más exacto) y, en lo que se refiere a los graffittis, se notan diferencias con los orígenes neoyorkinos. Aquí se lo asocia más a la tradición muralista latinoamericana (en este sentido, Méjico ha dejado auténticas joyas).
Recuerdo que en la asignatura de Historia del Arte (en la ETS de arquitectura de Coruña) hicimos un seminario de arte contemporáneo norteamericano, dividido en varias secciones. Una de ellas era el estudio del graffitti y me pareció muy interesante.
Una anécdota curiosa: el profe que impartía el seminario (licenciado en historia del arte) estuvo becado para estudiar in situ (en New York) los graffittis. Nos dijo que una colega estadounidense le había comentado: "¿Y cómo es que teniendo estupendas catedrales románicas y góticas para estudiar se viene usted aquí para trabajar en este asunto?". La verdad es que la pregunta tenía su miga jaja
En fin, de todas formas (y anécdota aparte) disfruté mucho de ese seminario y desde entonces voy siempre con los ojos muy abiertos para captar este arte en los muros.

besos

Xiketä dijo...

La verdad, Raindrop, que no tengo ni idea del porqué la perspectiva es sudamericana...lo intentaré averiguar. Mi teoría es que el graffiti gana nombre en New York, pero en los suburbios, en los barrios marginales, imagino, que donde vivían los inmigrantes, ya sean personas de raza negra, latinos, etc.
Me agrada que compartamos la admiración por este arte, muchos lo consideran delincuencia, yo lo veo como una forma de expresión artística fabulosa.
No tenía ni idea que en la facultad de arquitectura se incluyeran este tipo de seminarios, y la verdad es que me dan ganas de haber estado allí (jeje).
Me encanta que entiendas este post.
Besos

raindrop dijo...

Decía lo de la perspectiva latinoamericana (mejor que meramente sudamericana) por conceptos de este tipo (reproduzco una parte del texto):
"No exageramos si decimos que las calles hablan, y su mensaje puede ser tan potente como el rap. Este es el arte del mural, de las paredes. Alguien decía que “las murallas son el reflejo de las situaciones y realidades de la población”. El graffitti tiene este sentido desde el principio, como expresión de una juventud marginada, sin derecho a opinar, a expresarse, ni siquiera a existir. Surgió (a fines de los ‘70 en Nueva York) como una forma de protestar, de romper esquemas establecidos y fronteras mentales (...)"

La verdad es que el graffiti neoyorkino en sus orígenes es algo más ingenuo y carente de tradición. No tiene tanto que ver con la marginación y las realidades sociales, sino con una forma de llamar la atención, un 'aquí estoy yo', un dejarse ver por la chica que te gusta, o decirle a tu madre que la quieres (recuerdo las fotos del fabuloso "mom" que lucían los metros neoyorkinos). El problema es que la lucha de la M.T.A. contra estos jóvenes sí lo llevó al terreno de lo marginal.
Es más una cuestión de parecido en la forma (con el muralismo latinoamericano) que con los contenidos.
La tradición del muralismo causó más impacto en el expresionismo abstracto y el trabajo del Estudio 35. De hecho, la W.P.A había llamado a muralistas mejicanos (como Orozco, Morales y Siqueiros) para trabajar con pintores neoyorkinos como Pollock, De Kooning... enmarcados poco después en el expresionismo abstracto. Es más bien una situación derivada de la crisis del 1929, que creo que no tiene repercusión en los inicios del graffiti en Nueva York o Philadelphia, como pudiera parecer después de leer el artículo.

Hay algo sobre el graffiti norteamericano en:

http://www.doggs.com.ar/graffitihiphop.html

(las fuentes por internet no las controlo mucho, tengo algo de bibliografía en papel de toda la vida jajaja)

besos

julio-entuinterior dijo...

Me ha gustado y es cierto que el tema de los grafitis lo vivimos a diario y que duda cabe que es una forma de manifestarse de un aparte de la juventud de hoy día.

Un abrazo

Xiketä dijo...

Entiendo...buahh!!gracias por aclarármelo!!(thanks, thanks)
Es decir, que crees que el origen del graffitti con un sentido de crítica y con una temática social, proviene más bien de latinoamérica, pero éstos se han valido de la forma que adquirieron los newyorkinos al graffitear los muros, para expresar su rechazo hacia los problemas sociales....muuuy interesante esa perspectiva...acto seguido voy a trastear un ratito por la web que me mandas...a ver lo que pillo...
Me repito???
Gracias miless Raindrop
Besos

Xiketä dijo...

Julio...gracias por pasarte!
Es cierto que el graffitti forma parte de la sociedad...y gracias que hay algo de arte que rompe con la monotonía de las ciudades!
Besos

Xiketä dijo...

Para los interesados en el tema (Raindrop, ésto va por ti), he encontrado una página en internet en la que se puede dar claridad a ciertas dudas...es un poco largo (yo no he podido terminarlo).
Pero para mi han sido bastante interesantes los puntos 1, 5 y 9 (de momento).
Raindrop, he leido el artículo de la pagina de Doggs y la verdad es que es interesante. Ahora comprendo mejor lo que me querias decir...
De todas maneras, he sacado en claro, al leer varios artículos (me voy a hacer experta a este paso)(jajaja), que es la cultura del hip-hop(que al parecer surge del soul americano originario de los guettos), la que unida al graffiti, da paso a un sentido crítico-social en la ideología.

Gracias de nuevo por vuestras aportaciones y muchos besos.

Xiketä dijo...

Ayyyyy!!!!que me he "emocionao" y no os he dicho el nombre de la pagina....despiste total (jejeje)
http://www.graffiti.org/faq/diego.html
Chaooo

nerea dijo...

Me ha gustado mucho, los dos artículos (parte 1ª y 2ª) y me han parecido muy interesantes. No tenia mucha idea del tema y me has aclarado algunas dudas que tenia. Los grafitis me gustan, hay que reconocer que algunos son impresionantes.

Besicos!

El Instigador dijo...

No suelo escuchar hip hop y no se si está relacionado con el rap. El rap me interesa como expresión, como literatura, aunque utilice el ripio como base de la rima. Eso no es tan malo. Mecano lo sobreutilizaba y vendió millones de discos. Prefiero un ripio a un bodrio y tengo que reconocer que algunos me parecen interesantes y divertidos. En cuanto al graffiti, he visto muchos dignos de museo, pero me jose enormemente que se hagan en sitios inadecuados.

Todo aquello que no es estético y que ensucia, es de aborrecer. En Madrid ha llegado a tal punto que muchos comerciantes encargan a graffiteros de calidad que les pinten las trapas de los comercios para que el resultado sea bueno y sea respetado por otros graffiteros con peores cualidades. Eso sí, hay de todo. Desde cosas realmente malas a obras de arte de gran tamaño.

Besos.

Xiketä dijo...

Guau!!Nerea, me enorgullece que te haya gustado y sobre todo que te haya ayudado a aclarar tus dudas...a veces tenemos prejuicios equivocados, verdad?
Comparto contigo la admiración por algunas de esas obras de arte (graffitis).
Besos guapa

Instigador, en Valencia cada vez más, también los comerciantes han optado por contratar a graffiteros para que les pinten las persinanas...y admito que hay de todo...sisi.
En cuanto al hip-hop, creo que es una variante del rap...el sentido de crítica lo lleva igualmente, aunque quizás menos, pero ya te digo, desconozco el tema con profundidad.
Para mi gusto, melódicamente, el hip-hop y el funky, son más de mi rollo, pero debo admitir que el rap puro y duro es un arma fuerte de palabra, y digno de admirar.
Besos