viernes, 14 de diciembre de 2007

Y ESTE FINDE...A LIBERAR TENSIONES!




Bueno, bueno...despues de una semana de trabajo complicada, se me presenta un fabuloso y emocionante fin de semana...en la OLIVA!!!


Para los que tengais la suerte, o la desgracia, segun se mire, de no haber ido nunca a recoger olivas, explico:


Por aqui por la zona de Castellón interior, se elabora uno de los mejores aceites de España (del mundo, dirian algunos, yo incluida), parece ser que el terreno es bueno para los olivos. No es la misma clase de aceituna que en el sur, la cual es más gorda, pero parece ser que es buen fruto éste.


La temporada empieza a principios de noviembre (más o menos), dependiendo en parte de cuando lo ordenen la almaceras (que son los sitios donde recogen y elaboran la aceituna para sacar el oro líquido).


Aquí, en el Alto Palancia, la gente que tenemos oliveras, no nos dedicamos al negocio del aceite, más bien sacamos aceite para todo el año, para toda la familia, y con eso, merece la pena el sacrificio.


Hoy en dia cada vez se está perdiendo más el cuidado y cultivo de la oliva, la gente emigra de los pueblos y cada vez es más complicado tener tiempo suficiente para dedicarles lo que necesitan los árboles. Pero por esta zona, todavía permanece la cultura (diria yo) de la oliva, todavía hay muchas familias que se reúnen y sacrifican su tiempo libre durante dos meses.


Éste es mi caso.


Mi madre es de un pueblecito a 8 kilómetros de aqui de Segorbe, llamado Almedíjar (recomiendo a todo el que le guste el turismo rural que lo visite, es encantador), mis abuelos, como el resto de gente del pueblo, han ido heredando terrenos, huertas, como se les llama aqui, mayoritariamente con olivos (oliveras).


Al morir mi abuelo, mis padres han pasado a hacerse cargo de estas huertas, con sacrificio y dedicación, conservando aquello que mi abuelo con tanto cariño nos dejó. Ahora tenemos un par de terrenos plagados de olivas...


En fin, que este domingo, como llamada desesperada de mis padres a toda la familia, vamos a hacer un equipo sólido para ver si las acabamos ya de una vez (el frio aprieta, las olivas se van cayendo, corren peligro de sufrir una helada)


Yo me he librado este año de ir, la verdad, no me puedo quejar, pero este fin de semana (que para mi se reduce al domingo) pasaremos un dia en la oliva con toda la familia.


Nos levantaremos a las 7 y media o asi, nos pondremos dos pantalones, calcetines altos, una camiseta de manga corta, dos de manga larga, una sudadera y la chaqueta, los guantes, el gorro, las botas....y al monte!! (soy friolera, ya lo se).

Lo primero que haremos nada más llegar, será poner las mantas debajo de la olivera (una especie de red gigante que hace que la oliva quede en ella en lugar de caer al suelo), Alberto se encargará de llevar la máquina o mi cuñao Luis, ya veremos si hay que echarlo a suertes (la máquina es una especie de gancho con motor que coge las ramas y las menea de tal forma que las olivas caen rápidamente), mi padre se subirá al árbol (de pequeña era lo que más me gustaba de la oliva, irme por las ramas, jaja) cortará unas cuantas ramitas para quitarle al árbol un poco de peso, y los demás con unos rastrillos, iremos peinando las ramas para limpiarlas de olivas.
Cuando el árbol esté cogido, recogeremos las mantas entre todos, cuidando que las olivas no caigan, y las meteremos en los cajones...ya tenemos una!!!
El tiempo de coger una olivera depende de la cantidad de olivas que lleve...y de las personas que sean. Al dia, se pueden llegar a coger unos 20 cajones, entre 4 personas....
Lo mejor (y eso es general entre todos los recolectores de la zona) es la torrá de mediodia. Es costumbre hacer una hoguerita (con permiso del ayuntamiento, por supuesto) y comer merecidamente chuletas, longanizas, etc....es lo mejor.
Sobre las 5 de la tarde se empieza a recoger, empiezan a haber sombras, el frio hiela, oscurece el cielo, y si es posible, antes de las 6 en casa!!
Es un trabajo duro, éste de ir a la oliva, pero su lado positivo (a parte de la torrá de carne) es la armonía, la comunicación, el aire puro, el silencio relativo, la Naturaleza...
El lunes os cuento qué tal la experiencia!!!

9 comentarios:

mia dijo...

disfruta,goza todo

lo que puedas

muy buena oliva!

desde Francia

seguiremos

todos mis besos

El Instigador dijo...

El otro día, hablando de España, se me ocurrió decir que lo único realmente común de este país es la cultura del olivo. Autóctono, milenario y extendido por toda la península.

Te imagino forrada de ropa, vareando y con los riñones al rojo esperando tu almuerzo de carne y vino de bodega. Un plan magnífico.

Besos y ¡AL TAJO!

ybris dijo...

Viene muy bien que alguien nos recuerde a los capitalinos el trabajo que exige el recoger lo que necesitamos para comer.
Me recuerda mis buenos tiempos de vareador de nogales y recogedor de fruta para sacarme algunos sueldos adicionales.
De todos modos, tengo un compañero de trabajo que tiene olivos por la zona de La Alberca y nos suele informar del frío que se pasa recogiendo aceitunas (ellos lo hacen "ordeñando" -dice).

Besos

Amparo dijo...

Es posible que pases frío, pero el calor de la familia arrebujándote hará que liberes un poco tus preocupaciones.

Muchos besos Bea

Xiketä dijo...

Mia, besitos lejanos a Francia!

Instigador, la cultura del olivo es algo que, como bien dices, es típico de España. La verdad que aunque sea duro, tambien tiene su puntito...

Esa modalidad "ordeñando", no la conozco, Ybris, pero suena durilla...me imagino agachada...con los riñones al rojo como dice Instigador!!

Amparico, tienes razón!no lo habia pensado de esa manera, el frio se va a pasar con el calor familiar seguro! Quizás por eso, en el fondo tengo ganas.

Besos a todos!

julio-entuinterior dijo...

He visto el comentario que le has dejado a Soloyo y como la despedida de Xiketä me suena al Bajo Aragón, a Alcañiz concretamente donde conozco gente, me ha movido la curiosidad
Por lo que te he leido se te ve una enamorqda del pueblo por todas las cosas que enumeras: comunicación con la gente, tranquilidad, silencio...
Yo que tengo la suerte de pasar temporadas en uno de ellos, lo disfruto como tú.

Encantado , un saludo

raindrop dijo...

Conozco la zona, he estado en Jérica en varias ocasiones. El garrafón de aceite que tengo en casa (ya va por la mitad) es, precisamente, de aquellos olivos ¡y muy bueno!

Recuerdo de pequeño haber acompañado a mis familiares a recoger aceitunas de unos pocos olivos que tenían en un pueblecito de la provincia de Zaragoza (donde nació mi madre). Es un hermoso recuerdo que no se borra de mi memoria.

besos

Xiketä dijo...

Bienvenido Julio!!
Si, estoy enamorada del pueblo...hoy mismo he estado alli a mediodia, en la oliva por cierto! acompañando al resto de mi familia, y te aseguro, lo primero que he apreciado ha sido el silencio y el aire puro.

Raindrop! Entonces has probado el aceite de la zona! Vaya casualidad!
Jérica es un pueblo muy bonito también, del estilo de Segorbe pero un poquito mas pequeño.
Te aconsejo no dejes de visitar Almedíjar si tienes ocasión.

Besos

Caminodelsur dijo...

Que hermoso post, me ha recordado los días en que nos ibamos al huerto de cerezos de mi abuelita materna, muy similar todo el ambiente que describes, hace tiempo atrás hice referencia a modo de mini cuento.


Un gran abrazo de esta bicha sureña.